martes, 20 de octubre de 2015

Breve Reseña - En Nombre de los Pobres (los Multiplicamos)


Marcha del Bravo Pueblo
En su incomparable estilo, ese que tiene el cálido tono de una conversación en la cocina de su casa, Ángela Zago ha escrito un recuento de la larga jornada que los venezolanos comenzaron a padecer desde la llegada al poder de Hugo Chávez. Es una travesía emocional que comienza con sueños y termina en pesadillas.
Al igual que muchos en su momento, Ángela proyectó sus deseos de una sociedad más justa, menos corrupta, y con mayores oportunidades para los desposeídos en las ilusiones y espejismos que vendía Hugo Chávez. Zago minimiza su poder de influencia como formadora de opinión, pero su trayectoria la llevó a ser constituyente y partícipe en la elaboración de la constitución de 1999. Su trabajo de investigación anterior publicado con el nombre de “la Rebelión de los Ángeles” la congració con ese lobo en piel de oveja que resultó Chávez y que ella desenmascara en este nuevo libro. Por esta relación con los más altos círculos del poder, Zago se convierte en testigo de excepción de los hechos y nos lleva de la mano desde la victoria de Chávez hasta los eventos de Abril del 2002. A lo largo de este camino vemos la verdadera personalidad de Chávez revelada capa tras capa, desde su hipocresía en lo personal, pasando por su desprecio manipulador de las clases sociales por las cuales supuestamente aboga, hasta su cobardía comprable al verse contra la pared.

El 11 de Abril del 2002 la sociedad civil de Venezuela en un evento cívico admirable salió a la calle a protestar la larga cadena de abusos constitucionales que desde sus comienzos había cometido el gobierno presidido por Hugo Chávez. Zago documenta la larga lista de afrentas, abusos y violaciones a la constitución que llevaron a cerca de un millón de personas en Caracas y otro tanto en ciudades de todo el país a exigir la renuncia de quien había sido legítimamente electo pero desempeñaba ilegítimamente las funciones de presidente al violar a diario el estado de derecho.  En Caracas más del 30% de la población de la ciudad marchó en forma pacífica y ordenada protestando contra el régimen.
La investigación de Zago también documenta la manera alevosa en la que el gobierno de Chávez planificó la masacre represiva con la cual concluyó la marcha en Caracas. Chávez, en conversaciones grabadas y relatado por testimonios de participantes en su planificación, tendió una trampa con doble contundencia: sus propias bandas armadas (los círculos bolivarianos) y el ejército. Su primer brazo demostró lealtad al mejor estilo fascista camisa parda, apostándose en sitios estratégicos para dispararle a ciudadanos que protestaban con pitos, banderas y el himno nacional. Este grupo de asesinos mata diecinueve y hiere a un centenar de manifestantes. El segundo componente del plan represivo le falló a Chávez puesto que varios comandantes de fuerza no estuvieron dispuestos a masacrar con armas de guerra a ciudadanos en acto de protesta civil pacífica. 
Ocho tanquetas del Batallon Ayala fueron las unicas que se
dirigieron a Miraflores a esperar a los manifestantes

Ante los actos abiertamente criminales del presidente las fuerzas armadas, como garantes de la constitución, le arrestan por asesino y exigen la renuncia que el pueblo en las calles reclama, a lo cual Chávez accede. En carta de su puño y letra Chávez declara y firma que la presidencia de la república está en abandono y depone al vicepresidente Diosdado Cabello. Ante la falta de presidente, se establece constitucionalmente un vacío de poder y se conforma apresuradamente una junta de transición cuyo objetivo es convocar una constituyente en 90 días y elecciones en un plazo no mayor de 180 días. Traiciones, componendas y errores van y vienen y, pocas horas después, Chávez regresa a Miraflores donde retoma el cargo de presidente a pesar de haber legalmente renunciado al cargo y haberlo declarado en abandono. Posteriormente vendrán las acusaciones que hace Chávez de que hubo un “golpe de derechas”, las cuales Zago desacredita rotundamente.
Aparte de la gran cantidad de información, documentación e investigación, hay en el libro de Zago muchas partes emotivas que ilustran la madurez cívica y el corazón generoso de la Venezuela que muchos conocimos y en la cual crecimos. Es destacable su pasaje relatando una convocatoria privada que le hizo en el año 1984 el entonces presidente del congreso, Dr. Reinaldo Leandro Mora, para conversar acerca de un proyecto truncado que él tenía para escribir un libro en respuesta al popular libro de Zago, “Aquí no ha Pasado Nada,” y la opinión del expresidente Rómulo Betancourt acerca del mismo.  En una epifanía emotiva Zago relata cómo bajo esa Venezuela tan mal querida por el chavismo el diálogo era entre adversarios, no enemigos, que coincidían en que la convivencia era la mejor arma para lograr los objetivos comunes que todos teníamos de construir una mejor Venezuela para todos. Algo pasó... llegó el comandante y mandó a parar.
Este libro es lectura recomendada para cualquier interesado en la verdadera historia de Venezuela.
Titulo: En Nombre de los Pobres (los Multiplicamos), 541 pp. - Disponible en Amazon
Autor: Angela Zago - 2015. 

Carlos J. Rangel – 20 de octubre de 2015

1 comentario:

  1. deberian regalarse estos libros a las bibliotecas y hacerlos llegar a las masas,para que discutiendolos se formen un verdadero criterio democratico, y no sen víctimas de los mercaderes de la política que nos cambian baratijas por votos.

    ResponderEliminar