miércoles, 11 de marzo de 2015

La Locura del Liderazgo

To read this essay in English, click here.

El del Sur.

Los Estados Unidos fueron atacados el lunes 24 de noviembre del 2014. El mayor ataque cibernético que se haya perpetrado hasta la fecha puso de rodillas a una gran corporación y afectó a miles de personas. El ataque a Sony se ha determinado con 99% de certeza que se originó en Corea del Norte, su líder motivado por la percepción de haber sido atacado primero  por unos jóvenes cineastas comediantes de Hollywood con insultos a su arrogancia y pomposidad. Hasta esas alturas, las trágicas y caricaturescas payasadas de Kim Jung-Un, el "Líder Supremo", habían sido ignoradas en su mayoría por el pueblo estadounidense. Aun cuando el impacto directo para Sony parece moderado en contexto (se estima en alrededor de 15 millones de dólares), el impacto a compañías y agencias obligadas a incrementar su seguridad cibernética, el impacto personal a personas asociadas pero no parte directa de Sony, y el trauma psíquico sobre toda la ciudadanía norte-americana, no es cuantificable. Todo porque un desatado solitario se enojó con los EE. UU.
La locura del liderazgo no es exclusiva a tierras del Lejano Oriente. Enfrentando pobreza masiva, hambre, y un deterioro en calidad de vida que va desde la salud hasta la seguridad personal, el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela ha reiterado el lema populista favorito: la culpa es de ‘LOS OTROS’. Sean internos (burguesitos), externos (el Imperio) y/o en combinación conspirativa. Sin embargo, la falta de soluciones verdaderas para los problemas cada día más numerosos que sufre el país está resultando en un aumento desenfrenado de la autocracia represiva en intentos fallidos de control, y puede conducir a acciones virulentas e irracionales en contra de los Estados Unidos.

El Sr. Maduro es un personaje pintoresco. Persiguiendo la sombra de su carismático y más pintoresco mentor, el fallecido Hugo Chávez, Maduro no da la talla ante el ídolo muerto. Y no porque no lo haya intentado. En estilo de dinastía electoral se autocalifica “Hijo de Chávez”; declara que el espíritu de Chávez le habla en forma de pajarito; toca cuatro durante mítines; y en conferencias de prensa y cadenas televisivas imita el estilo paternalista y condescendiente de los discursos de El Difunto.
Sin embargo, la visión nostálgica de los chavistas siempre verá a Maduro como inadecuado en comparación: no se puede competir con El Muerto. El chavismo engañó a una gran mayoría de la ciudadanía y todavía los hay quienes siguen engañados (ver mi ensayo previo, Con el Corazón en la Mano: Ante el Fracaso del Chavismo). Pero los problemas atrincherados en la economía y en la sociedad que enfrenta Maduro son resultados directos del chavismo. La parranda orquestada por Chávez sin visión realista del porvenir, mantenida con petróleo caro comprando y sacando favores de amigos en los buenos tiempos, esa fiesta, se acabó. Ahora hay que pagarle al músico.

El Supremo.

El culto al líder es profundo en Venezuela. Desde los tiempos de Simón Bolívar, y con raíces en la época del reinado Español, líderes fuertes han recibido veneración cuasi religiosa, siendo incluidos en los altares de Santería que son parte de la corriente popular. Santería es una mescolanza de ritos y creencias afro-caribeñas, indígenas y cristianas, centradas en la diosa natural Maria Lionza. Se ha dicho que gran mayoría, si no todos los presidentes venezolanos han estado vinculados de una manera u otra con esta corriente cultural. No por casualidad existe un culto muy similar en Cuba, el de la diosa Cubana de la naturaleza, Yemayá.

Esta idolatría hacia el líder, por supuesto, no es dominio exclusivo de Venezuela, y una vez más, Corea del Norte viene a la mente. Particularmente en su asociación con prácticas religiosas. Aunque oficialmente Corea del Norte es un estado seglar y ateo, la devoción hacia el Líder Supremo en Corea del Norte ha reemplazado a la religión como institución. Este culto religioso tiene un nombre: ‘Juche’, y está centrado sobre la devoción  hacia la dinastía Kim. Según las enseñanzas del Juche, la vida después de la muerte solo es posible si la sociedad que definió esa vida todavía existe. El calendario Juche comienza con el nacimiento del patriarca Kim Il-Sung en 1912, el fundador de la república en 1948. Cerca de siete décadas de continuismo Kim.

Las cercanas relaciones entre Corea del Norte y Venezuela, iniciadas por Chávez, han sido profundizadas bajo el chavismo de Maduro. En octubre de 2013 fue anunciada la reapertura de la Embajada de Corea del Norte en Caracas y un acuerdo de cooperación entre las Asambleas Nacionales de ambos países. En típico estilo grandioso de régimen autocrático inseguro, se informó que el nuevo embajador Nor-Coreano, Jon Yong-Jin, declaró: “si el gobierno estadounidense llegara a atacar a Venezuela, (Corea del Norte) no vacilaría en sumarse a la lucha contra el imperio para defender la soberanía y la Revolución Bolivariana.” (Aporrea)

No se ha oído mucho de parte del embajador Jon desde que fuera llamado de regreso a Corea del Norte tras su cuñado, y tío de Kim Jong-Un, Jang Sung-Taek fuese ejecutado por el Líder Supremo echándole a perros rabiosos en Diciembre de 2013. Kim se dice haber estado purgando de su gobierno a (supuestos) enemigos que buscaban liquidarlo. Pero con los medios de información bajo el control de Kim, Jang y su familia han simplemente desaparecido de la historia oficial. Incluso de las fotos oficiales.

Paranoia, complots imaginarios y represión salvaje es lo que resulta de las acciones desenfrenadas de un líder "supremo", sea ‘El Líder’, o ‘El Comandante’ (como lo fue Chávez). Desde su ascenso al poder en el 2013, Maduro dice haber descubierto decenas de intentonas golpistas y conspiraciones anti-gobierno –usualmente cuando la popularidad en merma del gobierno recibe un nuevo choque o cuando hace falta otra distracción.

Conspiradores en el librito rojo de Maduro incluyen periodistas, bodegueros, ex-embajadores, y líderes estudiantiles. Todos, claro está según Maduro, ayudados y apoyados por los Estados Unidos y empresarios pitiyanquis cómplices. En su más reciente “destape contrarrevolucionario”, Maduro arrestó a cuatro misioneros religiosos de Dakota del Norte saboteando al sistema médico nacional de Venezuela por distribuir medicinas escasas de manera gratuita. Hace poco, el turno le tocó al director de uno de los principales hospitales del país, por poner a la ciudadanía en alerta sobre posibles epidemias. Dicha alerta fue calificada oficialmente como "Terrorismo Biológico."

El odio febril y la paranoia son conducentes a malas decisiones, con consecuentes malos resultados. La naturaleza represiva del régimen está alcanzando nuevos y más altos niveles. Desde lo rutinario, como directivas de departamentos de RR.HH. en empresas estatales urgiendo a todo empleado a denunciar a compañeros de trabajo que hayan viajado a los EE.UU., hasta lo descarado, como arresto arbitrario de líderes opositores de alto perfil y en detención indefinida a la espera de cargos y juicios. Otros opositores menos prominentes de grupos laborales o estudiantiles son arrestados rutinariamente y fichados como enemigos del estado, creando barreras para su empleo o estudio bajo la mirada constante del chavismo.

 Las marchas y protestas públicas ahora son, por decreto de gobierno, (i)legalmente reprimidas con fuerza letal. En un incidente, bajo la legalidad de este decreto, un niño de catorce años, Kluiverth Roa, se escondió asustado detrás de un carro buscando escapar de la arremetida policial contra una marcha de protesta. Un oficial de policía, al descubrirle, lo ejecutó a quemarropa. Este incidente, por su salvajismo, llegó a ser noticia; otros muchos se desconocen. Aun cuando la familia del niño Roa obtenga alguna compensación—siempre insuficiente para su tragedia—el resto de la población recibe un mensaje bien claro: la represión está aquí, y se queda.
Kluiverth Roa, asesinado de un disparo a la cabeza

En Modo de Supervivencia.

La economía del desastre cunde en las calles, donde negocios grandes y pequeños de “burgueses” son intervenidos constantemente por las autoridades, mientras que buhoneros “revolucionarios” prosperan protegidos en el mercado negro vendiendo productos a precios muy por encima de su valor regulado. Las bizantinas regulaciones cambiarias y el desplome de los ingresos petroleros han causado absoluta escasez de productos y alimentos básicos al paralizarse la producción nacional bajo la saña operativa absoluta del chavismo. La carestía incluye toallas sanitarias, papel higiénico, y por supuesto, medicinas y productos médicos de todo tipo. El derrumbe del sistema de salud ha obligado a muchos a depender más y más de remedios caseros y brujerías.  El lema "Patria socialista o muerte" usado por Chávez tantas veces suena ahora tan cierto.

Capitán (Ejército) Diosdado Cabello
El "Cartel de los Soles", la red de militares narco-traficantes así llamada por las insignias de los generales, se aferra con mano firme al gobierno venezolano y reprime cualquier posible disensión militar. Desde el principio, y en asociación con las guerrillas de las FARC, militares venezolanos en altos puestos primero protegieron y después se apoderaron del negocio de drogas en la región. El ex-vicepresidente de la república y actual presidente de la Asamblea Nacional, Capitán Diosdado Cabello, era emisario de Chávez ante la narco-guerrilla FARC y es uno de los líderes del Cartel de los Soles. Para una cronología del crecimiento de Venezuela como Estado narco-militar síganse los enlaces al final de este ensayo.

El contrato social se ha desmoronado gracias a las propias creaciones de Chávez: las Misiones Sociales y los Colectivos. Estos son grupos de ultra-chavistas instalados en los barrios con el propósito de “proteger” y propagar el chavismo. En muchos casos estos grupos se han convertido en bandas de maleantes aterrorizando a sus encargos o peleando entre sí. En un famoso caso Roberto Serra --un joven líder que surgía como brillante estrella chavista y miembro de la Asamblea Nacional-- fue fatalmente apuñalado por sus propios guarda-espaldas, pertenecientes a los matones de las Misiones, en una disputa entre rivales.

Los Colectivos se han convertido en milicias de facto, armadas, entrenadas, apoyadas institucionalmente, y llamadas a la acción cuando hay que reprimir protestas anti-gobierno. Pero este dragón criado por el régimen clama atención y sustento, y a Maduro se le está haciendo cada vez más difícil complacerle. La muerte reciente bajo una ducha de plomo policial de José Odreman, un líder de los Colectivos, vino poco después de que Odreman denunciase a Maduro por desviarse de los “verdaderos” principios Chavistas.

Los ingredientes para un acto desesperado están a la mano. Intrigas políticas, corrupción masiva, y una población reprimida se mezclan en un guiso a punto de hervir --y Maduro lo sabe. El necesita complacer a esa facción base, chavista hasta el tuétano, que todavía mantiene una visión Panglosiana de las virtudes del chavismo. Esa facción lo aleja de cualquier alternativa que cambie la insostenible economía de prebendas y favores que constituyen el centro ideológico del chavismo –y del populismo en general.

Bajo tales condiciones, distracciones son la orden del día. Los repetidos hasta el cansancio descubrimientos de atentados contra su gobierno forman la telenovela continua de Maduro. Él utiliza estas supuestas revelaciones para justificar actos represivos contra la población y los líderes de la oposición, y con gestos y reacciones dramáticas acusa al "Imperio" de intentonas golpistas. Su más recientes actos incluyen obligar la operación mínima de la embajada de los EE.UU., revocando la acreditación a todos salvo a 17 funcionarios, las risibles prohibiciones de permisos de entrada al país a una amplia lista del Quién-es-Quién en la política estadounidense, y restricciones de entrada cada vez mayores para el resto de la ciudadanía de ese país. Ese tipo de acciones demuestran claramente la creciente hostilidad del gobierno venezolano hacia su vecino del norte quien, a pesar de todo, sigue siendo su socio comercial más importante y su mayor fuente de divisas.

Tras su periplo mendigo por países aliados de Venezuela: China, Rusia, Irán y el mundo árabe, del cual regresó con las manos vacías, Maduro declaró contradictoriamente que Dios proveerá y que su viaje había sido un éxito. Incluso anunció un muy curioso acuerdo bajo el cual Venezuela va a exportar alimentos a Qatar –a pesar del hecho de que en Venezuela no hay comida. En su visita a Irán reiteró los fuertes lazos que unen a ambos países, lazos que muy posiblemente están en pasos de debilitarse si Estados Unidos tiene éxito en sus esfuerzos de reanudar relaciones diplomáticas con aquel país.

La apertura Cuba-Estados Unidos se agrega al debilitamiento internacional de Venezuela y Maduro, la cara pública del chavismo, contempla un futuro solitario. Aun cuando Maduro no dure, los acólitos del chavismo, fieles a sus raíces Marxistas-Leninistas, continuarán aplastando a la oposición y no cederán ni un centímetro, sea quien sea su nueva cabeza. El más cercano aliado con Venezuela termina siendo Corea del Norte, afín del chavismo en su enfrentamiento contra el Imperio, y el modelo a seguir en estilo de gobierno. Teniendo en común un poderoso enemigo, una sociedad destruida y tendencias mesiánicas similares permite que estos dos gobiernos alínien sus intereses comunes y traten de ayudarse entre sí – actuando en conjunto acuerdo con las locuras de su liderazgo.

 ------------------------

Anexo - Cartel de Los Soles: El Cartel Protegido por el Gobierno de Venezuela.


2015 - La DEA y Los Fiscales Federales preparan su caso contra altos funcionarios del gobierno de Venezuela - Wall Street Journal

2015 – Participación del Presidente de la Asamblea Nacional y ex-Presidente de la República, Cap. Ej. (activo) Diosdado Cabello: InteramericanSecurity Watch

2014 – Los Militares y las Drogas

2014 – General Hugo Carvajal: Chivo Demasiado Grande

2013 – 270 Millones de Dólares: Paquete Demasiado Grande:

2005 – Eliminando Mirones

2005 –  Eliminando Competidores

Carlos J. Rangel - Marzo 2015

Los derechos de todas las imágenes son propiedad de sus respectivos autores.  


No hay comentarios.:

Publicar un comentario